Redacción CMC

En 2009, algunos miembros del Comité Organizador del proyecto “Cine y Medios Comunitarios” visitamos San Mateo del Mar, Oaxaca, para entrevistar a la célebre cineasta Teófila Palafox. Desde 2010, hemos intentado contactarla por vía telefónica para refrendar el compromiso que hicimos con ella desde nuestro primer encuentro, y comentarle sobre el estado del proyecto que involucra la restauración de sus producciones. A la fecha, nuestros intentos han sido estériles.

TEÓFILA PALAFOX, fotografía de Alberto Becerril, 1986, San Mateo del Mar, Oaxaca. Archivo Fototeca Nacho López, CDI.

Entrevistador: En resumen, ¿qué recuerda del Primer Taller de Cine Indígena en San Mateo del Mar?

Teófila Palafox: […] Adquirimos la primer experiencia de usar un equipo moderno. Porque nosotras somos mujeres tejedoras y hacemos imágenes sobre un textil: la pieza textil. Pero, es una expresión limitada. Toda arte tiene… que dar vida, imagen y vida. Entonces como artesanos siempre queremos expresar algo. Ellos [el equipo del INI] nos enseñaron a hacer historias. Las historias deben tener un… [principio] y un final. Sí me acuerdo que hicimos varios ejercicios de historia y, después… como la cámara fue alquilada, no pudimos practicar más. Pero sí sabemos que es una forma más rápida para adquirir imagen y sonido. Y, pues, nos quedó buen recuerdo porque… estaba todavía… ese tipo de comunicación. Todavía no estaba actualizada, no estaba todavía. La gente sí se impresiona pero al mismo tiempo cree que… al obtener las imágenes, es un negocio que se puede hacer. Posiblemente los que se dedican a eso. Pero como nosotros no nos dedicamos a eso, fue un documental nada más. Un trabajo… un testimonio.

 ¿A quién se destinó el taller?

El proyecto… directamente entró en nuestro equipo de mujeres artesanas.

¿Cuántas personas integraban el grupo del taller?

Bueno, nosotras, todas, eran 15, pero las que participamos fuimos cuatro.

¿Recuerda el nombre de las cuatro?

Sí, pero ya no viven.

¿Quiénes son las que aún viven?

Bueno, yo, Teófila Palafox, Guadalupe Escandón y Justina Escandón.

¿Qué emoción tuvo Usted al mirar la realidad a través de este aparato?

Lo ví más fácil… de capturar imágenes pero, también al mismo tiempo es difícil; se tiene que, ahora sí, elaborar una historia, así… completo, un principio y un final. Fácil para capturar en imagen… para editar, tenía que escoger las mejores tomas y conforme el guión, ¿no? O la guía que tuviera. Es lo más difícil, pues.

Para la cultura Ikood, ¿tiene algún sentido específico la palabra apropiar?

Apropiar es sentir propio las cosas. Como tenerlos. Las culturas sí son propias. Lo que hay, por ejemplo, la historia de La vida de una familia ikoods que hicimos, es propio de nuestra región; que las mujeres son tejedoras y comercializadoras de su mismo producto y los hombres son pescadores, es una cultura propia del lugar.

¿Cómo se considera a la belleza dentro de la cultura Ikood?

En cada lugar tiene su propia belleza. En lengua, en vestimento, en cultura, en la producción… lo que produce el lugar, en ¿cómo se le llama? Naturaleza. Lo que es la profundidad del mar que está a nuestro lado, eso nos hace ser propios del lugar, eso no lo podemos trasladar a otro lugar. Esta belleza no es igual que la otra, ¿no?. Porque en distintas [regiones]… tienen sus recursos naturales que lo rodean.

Maestra Palafox, si tuviera la oportunidad de filmar nuevamente, ¿qué temas elegiría?

Pues, temas hay varios. Pero yo me inclino mucho, así como dice, lo que es el lugar, lo que es nuestra vida actual, nuestro trabajo, no sé. Por el tiempo que ha cambiado también.

TEÓFILA PALAFOX, originaria de la comunidad Ikoods, es experta tejedora, partera y cineasta. Comenzó su carrera en el Primer Taller de Cine Indígena de San Mateo del Mar, Oaxaca. A raíz de éste, realiza su primer documental La vida de una familia Ikood (1987), en el que retrata la vida cotidiana de su localidad. Posteriormente realizó Las ollas de San Marcos (1992). El trabajo de Palafox se ha presentado en varios festivales, incluyendo el Festival Internacional du Films d’Ammiens y el Native American Film and Video Festival.

Anuncios